miércoles, 6 de enero de 2010

Por qué adoptar en vez de comprar



  1. Primero, evidentemente, porque es más económico. No tienes que pagar un precio por el animal, aunque sí por sus gastos de mantenimiento (veterinario, vacunación, esterilización...). Además, muchos refugios y protectoras suelen llegar a convenios especiales con veterinarios y clínicas veterinarias a fin de que estos gastos sean lo más reducidos posible.
  2. Un animal comprado es un completo desconocido. Una vez fuera de la tienda, el vendedor suele desentenderse y el propietario del animal se encuentra solo ante las dudas o problemas que puedan surgirle. Sin embargo, al adoptar en un refugio, el personal del centro conoce perfectamente e informa al adoptante del historial del animal, su carácter, temperamento, posibles problemas de salud, alimentación, etc. La mayoría de protectoras, además, son conscientes de que adoptante y adoptado necesitan un período de familiarización. Durante estos días el personal del refugio está siempre dispuesto a intervenir, si el adoptante así lo precisa.
  3. Al adoptar estás salvando dos vidas: la del animal adoptado y la de uno abandonado que podrá ocupar su lugar en el refugio. Cuando compras un animal estás apoyando una industria que antepone los beneficios económicos al bienestar de los animales. Especialmente los perros y gatos que provienen de tiendas han nacido de padres que viven en condiciones terribles y a los que se usa exclusivamente con el fin de procrear. Los cachorros suelen tener problemas de socialización (su relación con los humanos es casi nula) y defectos genéticos producto de la endogamia (cruzamiento entre individuos de una misma raza). Es verdad que ver a los perritos y gatitos metidos dentro de jaulas de cristal te rompe el corazón y sientes ganas de comprarlos para que no tengan que vivir en esas condiciones pero, comprándolos, el negocio tendrá éxito y cada vez serán más los perros y gatos concebidos para su venta. Estos animales tendrán que pasar por lo mismo y aumentarán inecesariamente la población, cuando ya hay muchos que necesitan un hogar en el que vivir.
  4. Los perros mestizos viven más que los perros de raza, aunque también puedes encontrar perros de raza para adoptar. La longevidad de los perros depende no solamente del tamaño (cuánto más pequeño, más tiempo vive) y de los cuidados que les proporcionemos, el factor raza influye en la esperanza de vida de este animal. Los perros de pedigrí tienen una consanguinidad asociada mucho mayor que los perros mestizos. Es decir, el empobrecimiento de la sangre (o alta consanguinidad) a causa de cruces muchas veces incontrolados entre padres e hijos y entre individuos emparentados entre si causa una falta de variabilidad genética que se traduce, en algunas ocasiones, como es el caso de la displasia de cadera en la raza Pastor alemán, por citar un ejemplo, en enfermedades genéticas hereditarias que reducen la esperanza de vida del animal. Cuando tenemos un perro mestizo, es decir, cuando hay una mezcla de sangre nueva, la variabilidad genética aumenta y los problemas asociados a enfermedades hereditarias se reducen, por lo que su longevidad es mucho mayor que la de un perro de raza. Aunque, afortunadamente, parece que este problema se está solucionando.
Y ahora os dejo con un video, es de un anuncio pero es igual de precioso <3
Información vía Voz Animal.

2 comentarios:

Nicir dijo...

Me hago seguidora de tu rincon vale??

Alwena dijo...

¡Vale, muchas gracias! ^^